Oltra recurre a la Diputación para construir cuatro centros sociales

La entidad provincial destinará 9 millones en actuaciones en Igualdad, 6 en instalaciones

Si el miércoles fue el anuncio de siete millones de la Diputación para obras en instalaciones escolares, ayer fue el de casi nueve para actuaciones de Igualdad y Servicios Sociales. Es decir, si el pasado día 11 el beneficiado fue el conseller de Educación, Vicent Marzà; ayer lo fue la vicepresidente y consellera de Igualdad,Mónica Oltra.

Así, de los 8,7 millones que destinará la entidad provincial a políticas socialesacordadas con la Administración autonómica, la vicepresidenta de la Generalitat y su homóloga en la Diputación de Valencia, Maria Josep Amigó, anunciaron que 5,6 millones irían para la construcción de cuatro centros sociales. En concreto, 900.000 euros irán destinados a la rehabilitación de la antigua cárcel deLlíria que se convertirá en un centro de acogida de menores, 2,3 millones para la tercera fase de una residencia y centro de día especializado en Salud Mental enSueca, 1,6 millones en la segunda fase de una residencia también de Salud Mental en Paterna y 800.000 euros en un Centro de Día y en un Centro de Integración y Rehabilitación (CRIS) en la localidad de Carcaixent.

Según indicó Amigó, estas actuaciones «son fruto de la coordinación y la colaboración institucional establecida entre administraciones». De hecho, tal y como explicaron Oltra y Amigó, la puesta en marcha de estas acciones tenía una triple colaboración institucional: los municipios cedían los terrenos, la Diputación financiaba la construcción o rehabilitación de las instalaciones y la Generalitat, en este caso la Conselleria de Igualdad, dotará a los centros de recursos para hacer frente a los gastos de funcionamiento, de mantenimiento y de personal.

Con la realización de estas construcciones, además y siempre según cálculos de la Conselleria, la provincia de Valencia contará con 170 nuevas plazas públicas en residencias y centros de día: 60 en el complejo de Sueca, 24 en el de Paterna y 90 en el de Carcaixent. La vicepresidenta de la Generalitat aseguró que no había fecha para la finalización de las infraestructuras, pero que esperaba que estuvieran en marcha en el 2018 para lo que se tendría que incluir el gasto en los presupuestos de ese año.

A los casi seis millones destinados a la construcción de estas instalaciones, también se le añade un incremento de 2,7 millones de euros para atender los Servicios Sociales de los ayuntamientos menores de 10.000 habitantes, además de mantener la línea de colaboración iniciada el pasado ejercicio para dotar con 400.000 euros las ayudas para combatir el empobrecimiento energético. En total, cerca de nueve millones de euros para poder, en palabras de Amigó, «llevar el espíritu y la letra del Pacte del Botànic en cada uno de nuestros pueblos y ciudades».

Sobre si esta colaboración se ampliará a las diputaciones de Castellón y Alicante, Oltra señaló que el presidente castellonense, Javier Moliner, ya conoce el plan propuesto desde Conselleria, al que aseguró haberse mostrado «interesado y predispuesto». Sin embargo, la consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas no encontró la misma respuesta en el presidente de la provincia de Alicante, el popular César Sánchez, con quien aseguró que llevaba un año tratando de reunirse y todavía no había «sido posible». Así, la vicepresidenta afirmó que si el presidente alicantino visita Valencia, ella cambiaría su agenda por verle «a cualquier hora, del día o la noche», salvo los viernes por la mañana, que hay pleno del Consell.

Enlace a la noticia original